Cuando a usted le presentan a una persona ¿qué le es más fácil recordar después: la cara (sistema de representación visual), el nombre (sistema de representación auditiva) o la impresión que la persona le produjo (sistema de representaciòn kinestésico)?

Existe el Modelo de la Programación Neurolìngüística (VAK) que toma en cuenta el criterio neurolinguístico que considera que la  vía de ingreso de la información (ojo, oído, cuerpo) resulta fundamental en las preferencias de quien aprende determinando el estilo de aprendizaje del alumno. Esta información es útil y necesaria para el docente ya que representa una estrategia de atención a la diversidad.

Utilizamos el sistema de representación visual siempre que recordamos imágenes abstractas (como letras y números) y concretas o cuando pensamos en imágenes (por ejemplo, cuando ‘vemos’ en nuestra mente la página del libro de texto con la información que necesitamos en un examen.

Utilizamos el sistema de representación auditivo cuando recordamos canciones, voces, melodías y cuando recordamos el sabor de nuestra comida favorita, o lo que sentimos al escuchar una canción estamos utilizando el sistema de representación kinestésico Es decir, cuando procesamos la información asociándola a nuestras sensaciones y movimientos y a nuestro cuerpo. Utilizamos este sistema, naturalmente, cuando aprendemos un deporte, pero también para muchas otras actividades como escribir a màquina o  realizar experimentos de laboratorio.

Los alumnos auditivos aprenden mejor cuando reciben las explicaciones oralmente y cuando pueden hablar y explicar esa información a otra persona.

En un examen, por ejemplo, el alumno visual puede ver mentalmente la página del libro y podrá pasar de un punto a otro sin perder tiempo, porqué está viendo toda la información a la vez. Sin embargo, el alumno auditivo “necesitará escuchar su grabación mental paso a paso”,  ya que no puede olvidarse ni una palabra porque no sabe seguir; éste último tipo de aprendizaje es muy ùtil para los idiomas y para la mùsica.

Como estrategia de atención a la diversidad, el reconocer la modalidad de aprendizaje de nuestros alumnos resulta una herramienta fácilmente medible mediante un cuestionario sencillo y  permite al profesor adaptar su modalidad de enseñanza segùn la modalidad de aprendizaje de sus alumnos; cualquiera sea la disciplina que estuviese dictando.

Este tipo de información sobre nuestros alumnos  nos permitirá mejorar nuestras pràcticas de enseñanza-aprendizaje y reemplazar las explicaciones orales por los gráficos y tablas escritas en el pizarròn si tenemos un  grupo con mayoría de alumnos con habilidades en el sistema de representación visual, por ejemplo; o reemplazar largas exposiciones orales por experimentos de laboratorio si en un curso tenemos un grupo de alumnos muy inquieto y con especiales habilidades en el sistema de representación kinestèsico. Dra.Carina Aida Di Fresco Tala By YOSOYIGUALYDIVERSO

Acerca de yosoyigualydiverso

DRA. CARINA AIDA DI FRESCO TALA Psicopedagoga. Licenciada y Profesora en Ciencias Psicopedagógicas. Doctora en Ciencias de la Educación. Especializada en personas con Necesidades Educativas Especiales y Trastornos Neurològicos. Especialista en Atenciòn a la Diversidad Pedagògica y la Inclusiòn Escolar

Un comentario »

  1. Third Flower

    My spouse and i are actually now delighted that Albert could execute his research because of the tips he had by your online page. It is from time to time perplexing to just usually be gifting away techniques which some people might have been promoting.…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s