La estimulación Temprana o Estimulación Adecuada no depende de la edad del niño, sino de la oportunidad que se le haya dado de recibir estímulos.
Todo lo que recibe un niño en sus primeros años de vida es clave para su futuro desarrollo y su desempeño como individuo.
El niño adquiere habilidades cada vez más complejas que le permitirán interactuar con las personas y su medio ambiente para hacerlo un ser autónomo e independiente.
La estimulación tiene por objetivo aprovechar la capacidad de aprendizaje innata y la adaptabilidad del cerebro en beneficio del bebé. Mediante diferentes ejercicios y juegos, su intención es la de proporcionar una serie de estímulos repetitivos, de manera que se potencien aquellas funciones cerebrales que a la larga resultan de mayor interés. No sólo se trata de reforzar aspectos intelectuales, como su capacidad para la lectura o el cálculo matemático, sino que la estimulación también contempla los aspectos físicos, sensoriales y sociales del desarrollo.
El proceso de maduración humano se realiza en un tiempo y un espacio concretos, en un contexto social y cultural diferenciado, gracias a la interacción del niño con el medio. Por lo tanto, según sean las posibilidades que brinda el ambiente, así serán las interrelaciones que con él establezca el niño y de ello dependerán los efectos que se produzcan en su desarrollo.
Un clima constante de tranquilidad, pacífico, relajado, facilita la adquisición de conductas pacíficas, adaptadas, reflexivas, etc.; por el contrario, uno cargado de excitabilidad, agresivo, agobiante, genera inseguridad, irritabilidad, agresividad.
La estimulación es, en definitiva, la responsable de que se generen actividades cerebrales cognitivas, afectivas, sensoriales, que a su vez despliegan y forman otros tipos de operaciones fundamentales para el sujeto: lenguajes, relaciones sociales, vivencias, resonancias afectivas, etc.
Por eso toda acción educativa, toda estimulación, debe estar reglada y tecnificada, para que TODAS las dimensiones del niño reciban las dosis necesarias de estimulación y se promueva, con ello, un adecuado proceso madurativo y evolutivo, total e integrado.
Los recién nacidos demuestran una capacidad básica de aprendizaje que es la de discriminar expresiones. Al mostrarle una expresión facial por primera vez, el bebé la observa con interés; si se repite la observa con menos interés. Esto se llama hábito, un signo básico de aprendizaje. Al mostrarle una expresión diferente a la anterior la observa por más tiempo, lo que indica que un recién nacido puede discriminar expresiones faciales básicas. Los bebés prematuros tienen dificultades para realizar éstas discriminaciones debido a su condición débil y subdesarrollada.
Por lo anteriormente descripto, en las horas siguientes al nacimiento la mamá deberá estar atenta al bebé y ser muy sensitiva a las señales de su hijo.
Estudios científicos han comprobado que el recién nacido puede discriminar la voz de la mamá pero no su cara; sin embargo en las primeras horas de vida tiene una gran facilidad para aprender las características distintivas del rostro de su madre.
Cabe aclarar que el hecho de que no recordemos incidentes de nuestra temprana infancia no significa que los hayamos olvidado. Una persona bajo hipnosis a quien se le sugiere que tiene dos años, comenzará a hablar como un niño de esa edad y actuará de la misma manera. Eso significa que las experiencias de la más temprana edad están almacenadas permanentemente en la mente. Las experiencias infantiles se inscriben muy firmemente en el cerebro.

Agradecemos el valioso aporte de la Lic. Marìa Marta Castro Martìn.
Buenos Aires. Argentina.  info@estimulosadecuados.com.ar

http://www.estimulosadecuados.com.ar/

Acerca de yosoyigualydiverso

DRA. CARINA AIDA DI FRESCO TALA Psicopedagoga. Licenciada y Profesora en Ciencias Psicopedagógicas. Doctora en Ciencias de la Educación. Especializada en personas con Necesidades Educativas Especiales y Trastornos Neurològicos. Especialista en Atenciòn a la Diversidad Pedagògica y la Inclusiòn Escolar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s